Gastos que conlleva el tener una propiedad cerrada

Gastos que conlleva el tener una propiedad cerrada

Una de las frases que más utilizamos en Secuoya es que “si tienes una propiedad cerrada estás perdiendo dinero”, pero no creemos que esto sea un simple slogan o una llamada de atención, si no que es un hecho real.

En España cada vez nos encontramos con más viviendas vacías u otras propiedades (parcelas, naves, locales) a las que no se le está dando ningún uso. Si nos centramos en Orihuela, que es el área principal donde trabajamos, podemos comprobar esta realidad simplemente paseando por las distintas calles de la localidad, donde las rejas y persianas bajadas son un paisaje muy característico de nuestra localidad.

Se calcula una media de 2000 euros anuales como gastos que repercute el tener una propiedad cerrada, esto siempre dependerá del tamaño de la propiedad, pero hay gastos tanto fijos como variables que un propietario no puede eludir:

El primero de ellos, la cuota de la comunidad de vecinos, dependerá de los servicios asociados, pero es un gasto al que debemos hacerle frente a pesar de que en la actualidad no estemos disfrutando de ellos (piscinas, jardines, ascensores…etc).

Además, tenemos que contar con el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), lo que supone una media de 500 a 700 euros anuales dependiendo del tamaño de la vivienda.

Si somos precavidos, también tenemos que tener en cuenta los gastos que conlleva el seguro del hogar, que dependiendo de las cantidades aseguradas y las compañías puede variar, pero contratando las coberturas mínimas puede suponer una media de 200 euros anuales aproximadamente.

En muchos casos también es aconsejable tener contratados los suministros mínimos de agua y luz, lo que supone un coste aproximado de 500 euros anuales.

Si a todos estos gastos le sumamos en algunos casos el hacer frente al pago de una hipoteca los costes suben mucho más.

GASTOS MÍNIMOS DE UNA PROPIEDAD CERRADA

Cuota comunidad de vecinos
30%
Impuesto de Bienes Inmuebles
20%
Seguro de Hogar
15%
Suministros Mínimos
15%
Derramas
10%
Deterioro por uso
10%

 

Una vez analizados todos estos gastos, podemos concluir evidentemente que es mejor tener una propiedad ocupada que vacía. Además, no solo tenemos que pensar en estos costes, si no también en el hecho que las viviendas vacías se deterioran, es necesario un mantenimiento periódico para a la larga no tener que hacer reparaciones más costosas.

 

Recent Posts
Contacto

No estamos disponibles ahora, pero puedes enviarnos un email y te responderemos a la mayor brevedad posible.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search